top of page

¿Por qué se juega en psicoterapia de niños?

A diferencia de los adultos, los niños pequeños que inician un proceso de psicoterapia no pueden verbalizar adecuadamente lo que les pasa, las cosas que sienten, sus preocupaciones, sus miedos, las situaciones que están viviendo, y en otros casos, el entendimiento de lo que les pasa no alcanza la consciencia. Acuden a psicoterapia frecuentemente los padres en búsqueda de un entendimiento del comportamiento o de los síntomas de dificultades emocionales que los pequeños están manifestando.


En el proceso de evaluación y de conocer al niño, solemos usar los juguetes como una herramienta de trabajo. Junto con las entrevistas con los padres, nuestras conversaciones con los niños, y el juego, podemos darle un sentido a lo que el niño expresa a través de sus síntomas.


¿Por qué el juego? Se trata de un juego simbólico. El juego permite a la niña o al niño resolver simbólicamente (a través de jugar a la familia, con títeres, crear escenarios con ellos) problemas pasados o presentes. Es a través del juego libre y espontáneo, que los psicoterapeutas alcanzamos a comprender el mundo interno consciente e inconsciente del niño, y de manera posterior, darle un sentido a su experiencia pasada o presente.


Nuestra labor como psicoterapeutas, es interpretar el juego que llevan a cabo, permitir que sea lo más libre posible mientras le vamos dando un significado, pues es en esta libertad en donde los niños alcanzan a expresar su verdadero conflicto y a través del juego, buscar maneras de reparar o solucionarlo.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Comments


bottom of page