top of page

¿Estoy tan mal que debo ir a terapia?




¿Debería asistir a psicoterapia? Es una pregunta frecuente cuando alguien está pasando por una situación emocional complicada, una crisis, y busca nuevas respuestas a sus dificultades.

 

Aunque la perspectiva ha ido cambiando en los últimos años, algunas personas aun mantienen la idea de que el asistir a psicoterapia es solamente para aquellas personas que se encuentran “muy mal” o “enfermas”. Sin embargo, debemos recordar que la psicoterapia es un recurso, una herramienta para el autoconocimiento, un espacio que nos permite revisar los diferentes aspectos de nuestra manera de vivir que obstaculizan nuestro crecimiento como personas. Es un proceso que nos permite reconocer la manera en la que experimentamos nuestras vidas, la manera en la experimentamos nuestros problemas y las dificultades que se nos presentan, nuestras maneras de actuar, patrones de respuesta, así como las herramientas a las que recurrimos para lidiar con este tipo de situaciones difíciles, o con cualquier escenario que se presente en nuestra vida. Es decir, nos lleva a reconocer aquellos mecanismos que utilizamos para evadir, rehuir y escondernos a nosotros mismos aquellas ideas y afectos que nos causan temor, que nos frenan, que nos paralizan.

 

La psicoterapia nos brinda la oportunidad de tomar conciencia de nuestra manera de vivir nuestros afectos, relaciones, pensamientos, etcétera; lo cual a su vez nos permite modificar nuestra manera de interacción con los demás y con nosotros mismos a una nos brinde un mayor bienestar.

 

Todas las personas en algún momento de nuestras vidas hemos vivido circunstancias que nos sentimos que nos rebasan, que nos ponen a prueba.

Cuando nos permitimos hablar de estos problemas, abrimos la posibilidad de comprender de una mejor manera lo que está sucediendo y de esta forma, podemos encontrar soluciones y maneras de actuar nuevas y distintas. En el proceso de hablar y de escucharnos a traves de otro, nuestras ideas se reorganizan y se logra una mayor comprensión y conexión con nuestros afectos.

 

En un proceso psicoterapeutico se crea una relación muy diferente al resto. La escucha del psicoterapeuta  es una que se encuentra libre de prejuicios y cuyo principal objetivo percebir y comprender aquello que la persona no comprende muy bien sobre su propia realidad psíquica. Una parte fundamental de un proceso psicoterapeutico es la de asumir nuestra responsabilidad por nuestra vida, nuestros afectos y nuestras decisiones.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

bottom of page